La construcción de torres es tendencia en Distrito Nacional

Más del 80 % de los permisos de uso de suelo solicitados en el ADN corresponde a proyectos de más de cuatro pisos

diciembre 18, 2017 9:49 am . .

Por ser sede del Gobierno y concentrar la inversión público y privada, el Distrito Nacional atrae como imán las migraciones internas, convirtiéndose en el terreno apetecible de los desarrolladores de proyectos de viviendas y comercio.

Santo Domingo de Guzmán como también se le conoce, según la descripción contenida en el borrador del Plan de Ordenamiento Territorial, también ocupa el segundo lugar en ingreso por habitantes a nivel nacional así como en empleos generados, lo que representa el 12.72% del total.

Es así como este territorio de 91 kilómetros cuadrados ocupa el primer lugar nacional en recursos captados con 56.4% y de un 64.95% en su nivel de recaudación y concentra el 12% de los establecimientos comerciales de todo el país.

No en vano, más del 80 % de los permisos de usos de suelo solicitados en el Ayuntamiento del Distrito Nacional corresponde a proyectos superiores a cuatro niveles, según informó el director de Planeamiento Urbano del cabildo capitalino, Amín Abel Santos.
Pero este crecimiento vertical se ha concentrado exclusivamente en la Circunscripción I con marcada acentuación en su polígono central delimitado por las avenidas John F. Kennedy, Winston Churchill, Máximo Gómez y 27 de Febrero, el cual tiene una superficie de 4.34 kilómetros.

Cuando se trata de avenida de vasto crecimiento vertical, la Anacaona se lleva el mérito de tener las edificaciones más imponentes. Hasta hace poco la torre Caney, fue la más alta con 38 pisos. A escasos metros de esta se eleva una superior con 42 niveles con el nombre Anacaona 27. Otras avenidas con potencial de crecimiento vertical son la Sarasota, Bolívar y Núñez de Cáceres.

Sin embargo, las grandes torres se localizan en sectores, cuyos habitantes tienen un nivel socioeconómico por encima del promedio. Encabezan la lista Los Cacicazgos, Piantini, Evaristo Morales, Ensanche Naco, Serrallés y Paraíso.

Para la presidenta de la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de la Vivienda (Acoprovi) este modelo de crecimiento debería expandirse a sectores más populosos como el Ensanche La Fe, Villa Juana, Villa Francisca, Villas Agrícolas, entre otras barriadas con las dotaciones de servicios necesarias.

En palabras de María Gatón, para lograrlo hay que diseñar el territorio para identificar desde el ancho de las aceras hasta la movilidad de sus habitantes. “Para que una ciudad funcione en la verticalidad es determinante los servicios y los equipamientos”, afirma.

Su planteamiento coincide con la visión del titular de la Oficina de Planeamiento Urbano del Distrito, quien habla de un plan para mover la inversión privada a sectores más populosos de la ciudad con incentivos a los proyectos de construcciones.

“Parte de la idea del plan de ordenamiento es mover la inversión, porque dentro de la práctica de los inversionistas, la Circunscripción I sigue siendo el territorio que concentra la inversión, pero nosotros tenemos áreas de la ciudad que tienen estructura urbana como es el caso del Ensanche La Fe, Villa Juana y el Ensanche Luperón, que pueden ser sectores perfectos para promover la densidad y están muy cercanos a la línea de transporte masivo”, dijo. Un avance que mencionó en este sentido es la aprobación de un proyecto con altura de más de 10 niveles en el Ensanche la Fe.

Y es que la Circunscripción I aventaja al resto de la ciudad en ser la única que está normada completamente. Allí rige la Zonificación Indicativa sobre Densidades. En la Circunscripción II solo tienen regulación Los Pinos y Cerros de Arroyo Hondo III y en la Circunscripción III, Villas Agrícolas.

Documentos obtenidos en el cabildo capitalino precisan que solo el 45 % del territorio del Distrito tiene regulación para construcción. Es precisamente en las normas que se establece la densidad, los linderos, la altura y el uso de suelo.

En los sectores que no están normados se construye a discrecionalidad de la Oficina de Planeamiento Urbano.

“El equipo trabaja y mira las condiciones de la zona y decide qué uso y qué altura se le puede dar”, explica el responsable de ese departamento.

El funcionario es consciente de que mantener más de la mitad del territorio sin regulación “Es una deuda social que tiene el Ayuntamiento evidentemente” y según dijo una de las misiones principales de la gestión que encabeza el alcalde David Collado es dejar la ciudad completamente normada.

El primer paso para hacer los planes reguladores de todo el Distrito es el Plan de Ordenamiento Territorial, el cual describe como el instrumento sombrilla donde se definen los lineamientos de desarrollo urbano del Distrito. El documento, actualmente en fase de socialización previa a su aprobación, definirá la visión de desarrollo de la ciudad.

Crecimiento definido por mercado
La opinión del urbanista Erick Dorrejo es que la ciudad no ha definido su modelo, como consecuencia, el mercado es el que lo define. Explicó que los inversionistas buscan las zonas con mejor dotación de servicios públicos, conexiones y proximidad con centros comerciales.

“La forma en como el constructor le saca un beneficio a eso, es elevarse en altura. El crecimiento en altura aquí no es porque haya un plan o un modelo de ciudad, no es porque nos guste la buena vista, es por una relación de rentabilidad en función de lo que el mercado necesita”, sostiene.

El experto en temas de urbanismo recomienda que se convoque a las fuerzas vivas del Distrito Nacional para definir el modelo de ciudad que se quiere y así establecer sus zonas y formas de crecimiento.

Las edificaciones más altas de la ciudad
Entre las torres más altas en el Distrito figuran Anacaona 27 (42 pisos, en construcción), Torre Caney (38), Mar Azul (35), Malecón Center (32), Silver Sun Gallery, Torre Azul y Da Silva (27 cada una), Acrópolis Center y Hilton (26 cada una), Caribe (23) y Blue Mall (21). La tendencia actual de los desarrolladores es construir proyectos mixtos con fines comerciales y residenciales.

Concentración
La población del Distrito es 965,040 personas con una densidad de 10,000 habitantes por kilómetro cuadrado.

Fuente

Compartir :

Relacionados

julio 13, 2018 11:40 am .

Constructores confían en decreto